FM El Vencedor http://jesuselvencedor.com Mon, 08 Jul 2013 14:57:06 +0000 es-ES hourly 1 http://wordpress.org/?v=3.5.1 La exaltación de la sensualidad http://jesuselvencedor.com/la-exaltacion-de-la-sensualidad/ http://jesuselvencedor.com/la-exaltacion-de-la-sensualidad/#comments Mon, 04 Feb 2013 22:35:05 +0000 FM El Vencedor http://jesuselvencedor.com/?p=78

Mat 24:38-39  Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre.

Los sensualesEl Diccionario de la Real Academia Española define la sensualidad como una propensión excesiva a los placeres de los sentidos.  Una persona sensual se dedica a satisfacer los gustos naturales, los deleites de la carne, y se ocupa de las cosas que incitan y satisfacen su vista, su tacto, su gusto, su oído y su olfato.

1Jn 2:15-16 No améis al mundo,  ni las cosas que están en el mundo.  Si alguno ama al mundo, el amor del  Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo,  los deseos de la carne,  los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida,  no proviene del Padre,  sino del mundo.

La versión Biblia en Lenguaje Sencillo (BLS) lo pone en estas palabras:

1Jn 2:15-16 No quieran ustedes ser como los pecadores del mundo, ni tampoco hacer lo que ellos hacen.  Quienes lo hacen, no aman a Dios el Padre. Las cosas que ofrece la gente del mundo no vienen de Dios, sino de los pecadores de este mundo.

Y estas son las cosas que el mundo nos ofrece: los malos deseos, la ambición de tener todo lo que vemos y el orgullo de poseer muchas riquezas.

¿ Quiénes son los sensuales?

Judas 1:17-19  Pero vosotros,  amados,  tened memoria de las palabras que antes fueron dichas por los  apóstoles de nuestro Señor Jesucristo; los que os decían: En el postrer tiempo habrá burladores,  que andarán según sus malvados deseos. Estos son los que causan divisiones; ¨ los sensuales¨,  que no tienen al Espíritu.

En esta escritura, la palabra sensuales se tradujo del griego psuquikos, que define a una persona sensitiva, llevada por la mente natural, esto es, que no ha nacido de nuevo.  Diríamos, siguiendo con la línea de esta serie, que se trata de alguien que practica un cristianismo sin sangre.  Este mismo término, psuquikos, aparece también en una de las cartas del apóstol Pablo:

1Co 2:14  Pero el hombre natural (psuquikos) no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.

Y revisando otras traducciones de Judas 1:19 podemos encontrar más detalles sobre el hombre sensual:

Biblia Al Día (BAD):  Estos son los que causan divisiones y se dejan llevar por sus propios instintos, pues no tienen el Espíritu.

Dios Habla Hoy (DHH): Estos son los que causan divisiones, viven sensualmente y no tienen al Espíritu.

Biblia de Navarra (EUNSA): Estos son los que crean divisiones, hombres meramente naturales, que no tienen el Espíritu.

La Biblia de Las Américas (LBLA):  Estos son los que causan divisiones; individuos mundanos que no tienen el Espíritu.

Palabra de Dios para Todos (PDT): Esos son los que causan división, viven de acuerdo a los instintos naturales y no tienen el Espíritu.

Biblia Versión del Oso (SSE):  Estos son los que hacen divisiones, son como animales, no teniendo el Espíritu.

Yo creo, yo pienso, yo siento…Los seres humanos tenemos, todos, un lado sensual que debe ser sujetado y dominado por el nuevo hombre.  El cristianismo actual, sin embargo, en lugar de sujetarlo parece alentarlo con frases como yo creoyo sientoyo pienso, todo se centra en el yo, en los sentidos naturales, en lo terrenal

Es así como el pragmatismo, una filosofía que básicamente rechaza la existencia de verdades absolutas, parece reinar entre muchos que se dicen creyentes.   No son pocos los que diciéndose cristianos, afirman que las ideas pueden cambiar y los conceptos variar para acomodarse a la actualidad, a la moda.  Así por ejemplo, aunque el mandamiento bíblico dice “no fornicarás”, el pragmático dice “bueno, ciertamente eso dice la Biblia, pero si la pareja se ama, entonces no es malo”.

También está entre nosotros en la iglesia de hoy el subjetivismo, que es lo relativo al modo personal de pensar o de sentir.  Así por ejemplo, aunque la Biblia es clara respecto a la existencia del infierno como un lugar de castigo al que van los que no han desdeñado al Señor, hay quienes dicen “yo pienso, yo creo, yo siento que un Dios de amor no echará a nadie al infierno”.

Y qué decir del sincretismo, que es un sistema filosófico que trata de conciliar doctrinas diferentes en una sola.  El ecumenismo irracional es el mejor ejemplo de ello.

¡Todas estas filosofías están inmersas en la forma en que muchos viven el cristianismo hoy en día! Se trata de un cristianismo sensual, promovido por hombres carnales que han entrado a la iglesia pero no han nacido de nuevo, no han sido lavados por la sangre de Cristo ni tienen al Espíritu Santo, tal como era la gente en los días de Noé.

 Mat 24:38  Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo…

Revisemos las palabras usadas en el original para tener un mayor entendimiento al respecto.

Comiendo se tradujo del griego trogo que habla de mordisquear, morder o mascar en un proceso lento.  Se trata de una práctica a la que los mundanos sensuales se dedicaban de una manera excesiva, sólo para satisfacer los sentidos, que los llevó a dejar lo verdaderamente importante, el amar a Dios, el caminar con Dios, el obedecer a Dios.

Bebiendo se tradujo del griego pino, que significa literalmente embriagarse con vino, tal como ahora mismo ocurre con las ovejas de un pastor que se jacta de llevarlas él mismo a beber a un antro, en una actitud claramente contraria al cuidado que el Señor demanda a los pastores.  Pero también tiene un significado figurado, que podemos encontrar aquí:

Apo 18:3-4 Porque todas las naciones han bebido del vino del furor de su fornicación; y los reyes de la tierra han fornicado con ella,  y los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus deleites. Y oí otra voz del cielo,  que decía: salid de ella,  pueblo mío,  para que no seáis partícipes de sus pecados.

Aquí la palabra deleites se tradujo del griego strenos, que figurativamente habla de unlujo insolente y voluptuoso, de orgullo, soberbia, desvergüenza, de complacencia en los deleites sensuales.  Es lo que caracteriza en nuestros días al enfoque que algunos predicadores le dan al evangelio, centrado en la obtención de riquezas y beneficios para el creyente, alejado ya del verdadero cristianismo.

Rom 1:29-32  estando atestados de toda injusticia,  fornicación,  perversidad,  avaricia,  maldad;  llenos de envidia,  homicidios, contiendas, engaños y malignidades; murmuradores, detractores,  aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; quienes habiendo entendido el juicio de Dios,  que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican.

Revisemos, para un mejor entendimiento, Romanos  1:32 en varias versiones:

(BLS) Saben que Dios ha dicho que quienes hacen esto merecen la muerte, pero no sólo siguen haciéndolo sino que felicitan a quienes también lo hacen.

(DHH) Saben muy bien que Dios ha decretado que quienes hacen estas cosas merecen la muerte; y, sin embargo, las siguen haciendo, y hasta ven con gusto que otros las hagan.

Todo por verse mejorLa sensualidad es una característica de los hombres de los últimos tiempos; el culto al físico y al goce del entretenimiento son algunas de las industrias más prósperas.  La gente de hoy no escatima en gastos y en esfuerzos para verse mejor y disfrutar de la vida a cualquier precio. Aparecen ofertas  en hoteles, casinos, resorts y lujosos cruceros a donde la gente acude gozosa, en medio de un frenesí de sensualidad, de algarabía y de diversión.  No son pocos los que incluso se ocupan de modificar su rostro y de cultivar su cuerpo en gimnasios o clínicas de cirugía estética, todo con tal de desarrollar los músculos y proyectar la imagen de símbolo sexual, mientras las mujeres se afanan en engañar al tiempo estirando sus arrugas e incrementando el volumen de sus pechos, sus  glúteos y todo lo que sea necesario para asemejarse a las figuras del cine y de la farándula.

Esa misma sensualidad, hay que decirlo, ha invadido la Iglesia.  El hedonismo y la sensualidad ha alcanzado lo mismo a predicadores que a cantantes que sólo salen a ministrar habiendo pasado por las manos de su maquillista o su asesor de imagen, quienes presentan desde actos de circo hasta desfiles de moda en sus congregaciones, cuyas reuniones se han transformado en verdaderos espectáculos que buscan competir -casi siempre sin éxito- con las grandes producciones del mundo.  Los cautivantes y rimbombantes eventos cristianos son una alfombra roja para el paso del placer y del glamour, una aproximación al mundo.

Es una pena observar que por este despliegue de sensualidad, muchas iglesias están llenas a reventar.  La sensualidad, según se ve, atrae a las multitudes; el fin, para los pragmáticos, justifica los medios.  Muchos líderes han sido ya seducidos y se están acomodando a las corrientes del mundo; vociferan que las estrategias que aplican están dando resultados, y predican un evangelio diluido, falso, no les importa utilizar métodos fraudulentos y medios que ciertamente atraen a las personas, pero que no convierten el corazón.

Algunos argumentan con base en 1 Corintios 9:20 que así como Pablo se hizo judío para ganar a los judíos, así nosotros debemos aplicar los métodos del mundo para atraer a la gente y podemos hacernos raperos, góticos, darkettos, emos o cualquier otra cosa para alcanzarlos a todos.  Los que plantean este argumento, simple y llanamente, están dando rienda suelta a su sensualidad.  El ejemplo de Pablo no es argumento para defender lo anterior: ser judío no es una moda ni un estilo, lo que el apóstol enseña en ese pasaje está muy lejos de lo que hoy plantea el liberalismo de los líderes sensuales. Pablo jamás comprometió las verdadesesenciales del Evangelio para ganar para Cristo a las personas, él nunca traicionó el Evangelio, ni lo diluyó, ni lo abarató como suelen hacerlo los sensuales infiltrados en la iglesia de hoy.

Lo que realmente convierte al pecador es exclusivamente la locura de la predicación del Evangelio de la Cruz, de la negación del yo, andar por el camino angosto, el arrepentimiento, el nacer de nuevo.

En este escenario de evidente sensualidad religiosa, incluso, han emergido talentosos showman autoproclamados predicadores, gente que posee la chispa y el carisma artístico para mantener entretenidas y embelesadas a cientos de miles de personas embelesadas que disfrutan de su capacidad histriónica, de su don de bufones.  Estos actores, al final de su show evangélico, le dan una pequeña embadurnada de Biblia a sus mensajes citando algún pasaje para aparentar ser predicadores de la Palabra de Dios. ¡Qué insulto al Señor!  ¡Cristo no fue un payaso que deseaba entretener a su audiencia, ni bailoteó al son que le tocó el mundo!  Él es el Rey Soberano que volverá por aquellos que le amaron y que lo esperaron con anhelo y paciencia como Noé, que tardo 120 años en construir el Arca que lo salvó, y que mientras venía el juicio se dedicó a pregonar el arrepentimiento y el volver a Dios.  Pero sospecho que como sucedió en los días de Noé, que sus contemporáneos no le creyeron y siguieron dándole rienda suelta a su sensualidad,así está la presente generación: su corazón está lleno de glotonería evangélica sensual y su alma está contenta al satisfacer sus sentidos con un buen show milagrero y aparentemente evangélico.

Los sensuales modernos son enemigos de la cruz de Cristo.

Fil 3:18-19  Porque por ahí andan muchos,  de los cuales os dije muchas veces,  y aun ahora lo digo llorando,  que son enemigos de la cruz de Cristo; el fin de los cuales será perdición,  cuyo dios es el vientre,  y cuya gloria es su vergüenza;  que sólo piensan en lo terrenal.

 (BAD)  Fil 3:18-19 Como os he dicho a menudo, y ahora lo repito hasta con lágrimas, muchos se comportan como enemigos de la cruz de Cristo.  Su destino es la destrucción, adoran al dios de sus propios deseos y se enorgullecen de lo que es su vergüenza. Sólo piensan en lo terrenal.

Pocas veces habló Pablo con la intensidad con que expresa estas palabras a los Filipenses:  ¡él mismo reconoce que las dice llorando! La razón de su dolor es muy precisa: está desenmascarando a los enemigos de la cruz de Cristo. ¿Qué cosa tan grave hacían que provocaron tanto dolor en el amado apóstol? Dos cosas se pueden ver en estos versículos como características de esta clase de cristianos: susensualidad y su amor al mundo.

“Cuyo dios es el vientre”, dice Pablo.  Esto nos habla de personas que viven en deleites, en placeres. Son sensuales.  Pablo identifica a esta clase de supuestos cristianos como “amadores de los deleites más que de Dios” en 2ª Tim.3:4.  Pedro por su parte también hace referencia a ellos en 2ª Pedro 2:13 como “los que tienen por delicia el gozar de los deleites cada día”. Y en Judas 18-19 se les describe como “burladores que andarán según sus malvados deseos…  los sensuales, que no tienen al Espíritu”.

Si en los días en que Pablo escribió a los Filipenses ya existían los sensuales, en estos últimos tiempos han inundado la Casa de Dios, son una plaga que ha crecido a pasos agigantados.

Queda claro: como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre.  Esos días se han acercado.  Los estamos viviendo.  Apenas un poco más y el que ha de venir, vendrá.

Pastor Chuy Olivares. Casa de Oracion Mexico

]]>
http://jesuselvencedor.com/la-exaltacion-de-la-sensualidad/feed/ 0
¿A quién deseas seguir? http://jesuselvencedor.com/a-quien-deseas-seguir/ http://jesuselvencedor.com/a-quien-deseas-seguir/#comments Mon, 04 Feb 2013 22:25:07 +0000 FM El Vencedor http://jesuselvencedor.com/?p=20 John MacArthur

Una mirada por el paisaje evangélico de hoy en día ofrece una amplia variedad de modelos y estilos de liderazgo: los empresarios, los reyes, las estrellas de rock, los oradores motivacionales, los psicólogos de sillón y los monjes modernos. Usted tendría que buscar con mucho más detenimiento para encontrar a un simple siervo.

El punto de vista de Cristo sobre el liderazgo está visiblemente fuera de sintonía con la sabiduría convencional de nuestra época: “Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad. Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos”(Mateo 20:25-28).

De acuerdo con Jesús, entonces, el verdadero liderazgo exige servicio, sacrificio y altruismo. Una persona orgullosa y que se promueve a sí misma no es un buen líder según la norma de Cristo, sin importar cuánta influencia él o ella pudiera ejercer. Los líderes que buscan a Cristo como su líder y su modelo supremo de liderazgo tendrán el corazón de un siervo. Ellos darán el ejemplo de sacrificio.

Sé que esas no son las características que la mayoría de la gente asocia con el liderazgo, pero son cualidades esenciales de un enfoque bíblico del liderazgo, que es el único que me interesa.

Nótese, por cierto, que Jesús estaba enseñando expresamente a los cristianos a ver al liderazgo de una manera diferente y desde un punto de vista radicalmente diferente al de los líderes de este mundo. Es una locura para los cristianos asumir (como muchos lo hacen en estos días) que la mejor manera para que los cristianos aprendan acerca del liderazgo es a partir de los ejemplos mundanos.

Existe una razón fundamental para eso: el liderazgo para el cristiano siempre tiene una dimensión espiritual. El deber de liderar a las personas lleva consigo ciertas obligaciones espirituales. Eso es tan cierto para el presidente cristiano de una empresa secular como lo es para el ama de casa cuyo ámbito de liderazgo podría extenderse no más allá de sus propios hijos. Todos los cristianos en todo tipo de liderazgo están llamados a ser líderes espirituales.

Si usted realmente entiende su responsabilidad ante Dios como líder, usted puede comenzar a ver por qué Cristo retrata al líder como un siervo. Él no estaba sugiriendo, como muchos han supuesto, que la humildad es la única esencia del liderazgo. Hay muchas personas humildes, mansas, misericordiosas que no son líderes. Un verdadero líder inspira a los seguidores. Alguien que no tiene seguidores no puede ser llamado un líder.
Así que, si bien es cierto que el liderazgo exige un corazón de siervo, no todo el mundo con un corazón de siervo es un líder. El liderazgo es mucho más que eso.

En pocas palabras, el liderazgo es influencia. El líder ideal es alguien cuya vida y carácter motiva a la gente a seguirle. El mejor tipo de liderazgo deriva su autoridad primero del poder de un ejemplo de rectitud; y no sólo del poder del prestigio, la personalidad o la posición. Por el contrario, gran parte del “liderazgo” en el mundo no es más que manipulación de las personas por medio de amenazas y recompensas. Eso no es verdadero liderazgo; es explotación. El verdadero liderazgo tiene por objeto motivar a la gente desde el interior apelando al corazón, no por presión externa y coacción.

Por todas estas razones, el liderazgo es una cuestión de carácter y no de estilo o técnica. ¿Quiere una prueba de que un liderazgo eficaz no es sólo cuestión de estilo? Note que una serie de estilos de liderazgo divergentes se modelan en la Escritura. Elías era un solitario y un profeta; Moisés delegó funciones a las personas de confianza que mantenía cerca de él.

Pedro era impetuoso; Juan era piadoso. Pablo era un líder dinámico, incluso cuando lo llevaban encadenado. Influyó en las personas principalmente a través de la fuerza de sus palabras. Evidentemente, su apariencia física no era poderosa (2 Corintios 10:1). Todos eran hombres de acción; y todos usaron sus diversos dones en formas muy diferentes. Sus estilos de liderazgo eran variados y diversos. Pero todos eran verdaderos líderes.

Una vez más, creo que es un grave error para los cristianos en funciones de liderazgo no considerar estos ejemplos bíblicos de liderazgo; y en su lugar buscar en modelos seculares la fórmula del estilo que creen que los convertirá en mejores líderes.

Entonces, ¿qué tipo de líder es usted? O, ¿qué tipo de líder que quiere ser? ¿Quiénes son sus modelos de liderazgo? ¿Qué tipo de líderes debería usted seguir, y deberían influir en usted y en su familia?

En los próximos días veremos de cerca algunos de los modelos dominantes y modernos de liderazgo y veremos cómo se contrastan con el mandamiento de Cristo a ser humildes para una vida de sacrificio y servicio.

Disponible en Internet en: http://www.gracia.org
DERECHOS DE AUTOR © 2012 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros (http://www.gracia.org/acercaDeGAV.aspx?page=dehrechos).

]]>
http://jesuselvencedor.com/a-quien-deseas-seguir/feed/ 0
Yo decreto…? Yo le ordeno a Dios…? http://jesuselvencedor.com/yo-decreto-yo-le-ordeno-a-dios/ http://jesuselvencedor.com/yo-decreto-yo-le-ordeno-a-dios/#comments Sun, 03 Feb 2013 22:40:25 +0000 FM El Vencedor http://jesuselvencedor.com/?p=82

Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo” (Colosenses 2:8)

La doctrina del decreto y la declaración positiva, enseña que ud puede obtener cualquier cosa que desee con el simple hecho de confesar positivamente, decretar, y repetir constantemente: lo creo, lo confieso, lo recibo, pero este concepto no es cristiano, sino un concepto metafísico
¿Qué es metafísica? Según el diccionario Larousse y la enciclopedia británica dice que la metafísica es una rama de la filosofía y su mayor exponente fue Aristóteles.
Metafísica significa después de la física y estudia los principios más elevados del pensamiento humano. Dentro de la metafísica hay una rama que se la conoce como “metafísica del lenguaje” y de ahí es de donde se desprende la “confesión positiva”
El decretar, el determinar, el hablar positivamente, según esta filosofía, hace que todo lo que este a su alrededor se sujete a dichas palabras y se termine realizando. O sea que si usted confiesa: yo soy un hombre de éxito, según la metafísica, usted ya es un hombre de éxito
Fue a fines de la década del 70 cuando se introdujo dentro del ”cristianismo” este concepto filosófico del decreto y la confesión positiva
El pasaje que los cristianos-metafísicos usan para apoyar este pensamiento, se encuentra enMarcos 11:23 “Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate, y échate en el mar, y no dudare en su corazón, mas creyere que será hecho lo que dice, lo que dijere le será hecho”
Para comprender bien un pasaje bíblico, y no caer en confusiones, es necesario leer todo el contexto del pasaje, para que de esta forma, podamos interpretar de manera correcta lo que Dios está expresando en su palabra. En el capítulo 11 del libro de Marcos, desde el versículo 1 al 11, se relata cuando Jesús entro en Jerusalén montado en un burro. El 12 dice que saliendo de Betania tuvo hambre y encontrando una higuera que no tenia fruto, la maldijo. En el vers 15 al 19 habla cuando entro al templo y echo a los que se estaban enriqueciendo con la fe de las personas. Luego en el 20 les dijo: “Tened fe en Dios”
¿Qué cree usted que Jesús estaba enseñando en este pasaje…? ¿A confesar positivamente…?
NOOOOOO, lo que Jesús estaba enseñando aquí, era a tener fe en Dios. “Porque cuando pidan (a Él) La prueba y el contexto lo confirman. “Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis ORANDO, creed que lo recibiréis, y os vendrá. (Marcos 11:24)
La confesión positiva no es una oración sino una afirmación, o sea: lo digo, lo determino, lo creo y lo recibo. Decreto esto… Determino lo otro… No es una oración, sino una afirmación
“Y cuando estéis ORANDO…” (Mar 11:25) ¿Cuándo estén qué…? ¿Confesando, decretando o determinado…? NO¡¡¡¡ orando, hablando con Dios
Esta doctrina agrede una de las joyas más preciosas que los hijos de Dios tenemos: la oración. Y Por qué agrede la oración? Porque hace un lado a Dios…
Si yo lo confieso, lo creo y lo determino, Y eso se hace realidad ¿para que necesite entonces a Dios…? Para que necesitamos orar, si con declarar, decretar y confesar positivamente ya alcanza…?
Este pasaje enseña que cualquier cosa que confieso positivamente lo traigo al mundo visible…? Noooooo, este pasaje está hablando muy claramente de la oración.
La gran mayoría de los predicadores que enseñan esta doctrina, ya no oran. Ellos han abandonado La oración de Fe como fuente de Poder, y la han sustituido por el Decreto.
Haciendo gala de un evangelio centrado en el hombre, y no en Dios, han despreciado y sustituido la Oración en la que se pide a Dios, por el Decreto en el que cual “yo tengo el poder” para crear en el mundo natural, dejando a Dios en un segundo plano, para declarar y decretar siempre en primera persona.
Se han tomado prácticas de origen pagano y se las ha disfrazado de cristianismo para introducirla en la iglesia. Muchas de esas prácticas vienen de culturas paganas como el budismo, el hinduismo y la metafísica de la Nueva Era.
Debemos estar alertas antes estas, no nuevas prácticas que son totalmente antibíblicas. Es el mismo Gnosticismo con el que el apóstol Pablo se enfrentó en los inicios de la Iglesia y que los falsos apóstoles y maestros de hoy en día, enseñan como “vino nuevo” y “pan fresco del cielo”.
Fieles a los principios de la nueva era, el cristianismo mágico, enseña que dentro del cristiano están los recursos que se necesita para vivir. Se trata de desatar ese poder para alcanzar el éxito y el poder. Este cristianismo propugna un concepto de escatología consumada. Es decir, a excepción del cuerpo de la resurrección, el creyente puede disfrutar ahora todas las bendiciones del Reino en su plenitud. Por ello el sufrimiento y dolor en cualquier expresión es desterrado de esta doctrina. La enfermedad, o pobreza es vista como maldición o falta de vivir la realidad del Reino.
Otra forma de justificar su doctrina, es aplicando las promesas del estado eterno, a la actualidad. “Ya no habrá dolor, ni lágrimas, ni enfermedades. ¿En la Nueva Jerusalén…? No. Ahora”.
Según estos maestros, aprendiendo a confesar positivamente, entraremos en una nueva dimensión de fe ilimitada.
Estos supuestos maestros, solo son hombres que sueñan con tener ahora, un adelanto del Reino. Pero no es solamente la confesión positiva, la forma de mediar las supuestas bendiciones. Otros medios se abren a peligrosas influencias espirituales, tales como “la visualización”. Práctica muy difundida en la nueva era.
La visualización consiste en crear imágenes mentales, para influir en el entorno. Se usa para meditar, sanar enfermedades, ganar dinero etc… Popularizada en círculos cristianos por ciertos libros como por ejemplo “La cuarta dimensión de Cho”.
Para muchos en estos tiempos, la fe surge de las facultades naturales humanas, mientras que la Biblia, nos dice en Romanos 10:17 que “La fe viene por el oír, y e1 oír por la Palabra de Dios”
La visualización en la oración, desprecia la soberanía de Dios
Tanto la confesión positiva, como la visualización, parten de los recursos internos del hombre, contradiciendo totalmente la actitud del apóstol Pedro, al sanar al paralítico: “Pedro respondió al pueblo: Varones israelitas, ¿por qué os maravilláis de esto? ¿O por qué ponéis los ojos en nosotros?, como si por nuestro poder o deidad hubiésemos hecho andar a éste? (Hechos.3:12).
Estos maestros, confunden el poder mental del paganismo con la fe bíblica. De hecho, su enseñanza es fe en la Fe, y no en Cristo.
El nuevo misticismo mágico evangélico, radica en santificar objetos como transmisores de la presencia de Dios, o de su poder, pero solo es un resurgimiento de prácticas gnósticas. Aceites santos, chaquetas ungidas (que se lanzan sobre las personas), flores portadoras de promesas, imágenes que transmiten poder, revistas que hay que ponerse sobre la cabeza para ser sano, paños ungidos, libros etc.
Todo lo visto hasta ahora, es solo un evangelio antropocéntrico, humanista y místico, que nada tiene que ver con la verdadera doctrina del evangelio de Cristo.
La confesión positiva, la visualización, el poder mental, el neosacramentalismo son solo expresiones del concepto mágico de la vida, justificadas en una escatología consumada. Este humanismo místico está enseñando al creyente a reclamar derechos y privilegios que no posee y que nunca fueron otorgados por Dios. Su énfasis es temporal y materialista.
Este espíritu de la época, ha afectado tanto a ovejas como a pastores, trayendo como doctrina principal de muchos ministerios, la llamada doctrina de la prosperidad o súper fe. Muchísimas iglesias evangélicas, en sus diferentes expresiones, han sucumbido ante este empuje humanista místico.
Esta nueva doctrina, enseñada casi en su mayoría por los falsos apóstoles de estos días, está centrado en satisfacer al creyente en todo sus aspectos, haciendo énfasis principal en el bienestar económico.
Es evidente que la sana doctrina, y la centralidad absoluta de Cristo, se han dejado de lado, dando a lugar a un afolkloramiento humano, que usurpa el lugar de la centralidad de la Palabra, dejando como resultado, reuniones destinadas principalmente a satisfacer anhelos exteriores, y entretener a los cristianos, en lugar de buscar cambios interiores, que hagan morir a nuestro “yo”, que promuevan verdaderos frutos d arrepentimiento, y que exalten por sobre todas las cosas el nombre de Cristo. Un ejemplo muy claro de ello, es la necesidad imperiosa de tener manifestaciones que ayuden a calibrar la intensidad del poder de Dios en cada servicio, como por ejemplo: Caídas, soplidos, manifestaciones de exorcismos, vómitos, alabanza estridente, gritería, lluvia de oro, etc…
Muchos de los maestros expertos en esas manifestaciones, muestran preocupantes signos de manipulación mental al estilo de las practicadas en las sectas, y religiones netamente satanistas.
Ahora con todo este estudio basado solamente en la palabra de Dios… Usted aun tiene ganas de seguir decretando…?
Dios bendiga su vida con entendimiento y sabiduría.

Sal Y Luz Revista

]]>
http://jesuselvencedor.com/yo-decreto-yo-le-ordeno-a-dios/feed/ 0
¿Comprando con dinero el favor de Dios? http://jesuselvencedor.com/comprando-con-dinero-el-favor-de-dios/ http://jesuselvencedor.com/comprando-con-dinero-el-favor-de-dios/#comments Fri, 01 Feb 2013 22:46:55 +0000 FM El Vencedor http://jesuselvencedor.com/?p=85 ¡Ten cuidado con aquellos que supuestamente tienen el poder de venderte el favor de Dios!.
Este vídeo refleja muy bien el engaño en el que han sido estafado muchos hoy en día:

]]>
http://jesuselvencedor.com/comprando-con-dinero-el-favor-de-dios/feed/ 0
El amor de Dios, Su ira y Su justicia http://jesuselvencedor.com/el-amor-de-dios-su-ira-y-su-justicia/ http://jesuselvencedor.com/el-amor-de-dios-su-ira-y-su-justicia/#comments Tue, 29 Jan 2013 19:14:15 +0000 FM El Vencedor http://jesuselvencedor.com/?p=834 En el conocidísimo pasaje de 1Juan 4:8, el apóstol Juan declara que “Dios es amor”. No dice simplemente que Dios puede amar, o que Él ejerce constantemente Su amor de muchísimas maneras, sino que el amor es la esencia de Su Ser, de Su naturaleza, de tal manera que no podemos concebirlo sin amor. Como ha dicho un teólogo: “El amor permea de tal manera Su carácter que éste define lo que Él real y esencialmente es. Él nunca podría abandonar Su disposición a dar y ser bueno, porque esto es integral a Su ser. El amor caracteriza tan completamente la naturaleza de Dios que ésta excluye hasta el último gramo de egoísmo de Sus pensamientos y acciones.”

Ahora bien, en esa misma epístola, Juan nos dice que Dios es luz (1Juan 1:5), es decir, que Su carácter también es completamente permeado por Su pureza moral. Así como no podemos concebir a Dios sin amor tampoco podemos concebirlo sin santidad. Su santidad y Su amor actúan en sincronización, como las alas de un ave en perfecto vuelo.

Dios no deja de ser santo para poder amar, ni deja de amar para poder ser santo. Él es perfecto en amor y perfecto en santidad. O para ponerlo de otro modo, Él ama con un amor perfectamente santo.  De manera que el amor y la santidad de Dios no son atributos que se oponen entre sí, como tampoco se oponen en el ser de Dios el amor y la justicia. Dios es amor, pero es al mismo tiempo un Dios justo que castiga justamente el pecado de Sus criaturas.

Muchas personas no pueden entender cómo un Dios de amor puede ser, al mismo tiempo, un Dios que castiga a los pecadores. Pero la ira de Dios no es incompatible en absoluto con Su amor, sino que emana de Su amor. Alguien que ame a los niños no puede permanecer indiferente ante aquellos que les hacen daño. Pues de la misma manera el amor de Dios le lleva a oponerse con todo Su ser al pecado que daña y destruye al hombre que Él creó a Su imagen y semejanza. Un Dios indiferente que no se aíra ante el pecado no puede ser un Dios de amor.

Esto lo vemos claramente ilustrado en la cruz del calvario; allí la justicia de Dios quedó plenamente satisfecha y Su amor quedó demostrado de la forma más sublime: Dios el Hijo, siendo inocente, cumplió la sentencia merecida por pecadores culpables, para poder otorgarles libremente perdón y vida eterna sin pasar por alto la justicia divina. “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16).

© Por Sugel Michelén. Todo Pensamiento Cautivo. Usted puede reproducir y distribuir este material, siempre que sea sin fines de lucro, sin alterar su contenido y reconociendo su autor y procedencia.

]]>
http://jesuselvencedor.com/el-amor-de-dios-su-ira-y-su-justicia/feed/ 0